Translate

martes, julio 28, 2009

LAS HUELLAS EN UN CAMINO POLVORIENTO

He caminado largo rato a través de la costa
y no he visto más que casas viejas y tiempo
Los ojos se me han puesto cómicos y rojos
Hay un sol sobre una ola allí estático

He seguido un camino polvoriento
que alguna vez llevó a ciudades imposibles
Hoy sólo alberga ratas ranas grillos y monos
A veces se cuela una mariposa burda y azul

También va por esa ruta muchas veces un buitre
que se asemeja a una gallina negra y maltrecha
vociferando fuera de sí la estupidez del mundo

Nadie lo escucha, aunque a muchos mata y come
Es una bestia infeliz que va dejando sus huellas
en un camino sucio y polvoriento a ninguna parte

miércoles, julio 22, 2009

ESRITURA COTIDIANA

No he podido escribir estos días

dado que estoy en Iquique
una ciudad al norte de este
largo país Chile
acompañando a mi padre
en su extensa enfermedad
lejos de la literatura
y los aires de la literatura
aunque hablando con dos
o tres viejos amigos
caminando la city con lluvia
inusual sin sol y ahora con sol
un celeste cielo
un aire marino que respiro
esencias humanas
hermanos que se reúnen
tan diversos como los dedos
de ambas manos
poesía de alguna parte
el mar siempre el mar
"tan lejos//tan cerca"
le digo yo a mi mar
tan lejos tan cerca
mi querido Iquique
en sus olas sus incendios
sus eventos inusuales
sus cerros de arena
sus calles húmedas
su soledad su estiramiento
sus lobos marinos
su risa y su baile
y su virgen del carmen
negada en la fiebre
alterna y celebrada
como clandestina
ritual intenso
en la pampa
el sol
el mar

martes, julio 14, 2009

EL MIMO

Es frecuente verlo molestar
a la gente por la Plaza de Armas
con su risa blanca como pañuelo
de cueca brava y esos ojos saltones
como de borracho tirado ojos rojos al sol
en Avenida la Paz a pasos del Cementerio

Yo arranco como muchos a perderme
antes que con su maletín huero
se venga a mi costado y como una sombra
alterna me vega a jugar caro ante la algarabía
de la concurrencia que me apunta
muerta de la risa

Pero no logró escapar a su asecho
y cuando me ve muy lejos de un salto
como una locomotora al descarrilarse
llega a mi lado y de un brinco de cabra montaraz
sube a mi espalda y cuelga como un trapo
o como un cadáver de un muñeco
gigante y mecánico

Al fin cansado sonrío amargo también
me ha ganado el gran truquero otra vez
me ha ganado y como la muerte
se me ha venido a mi lado
y ya no ha querido soltarme hasta que
en Avenida la Paz, cuando ve a toda esa gente
lanzar pétalos de rosas y hermosas flores

como un molusco se despega de mí
huyendo despavorido y gritando
si era una broma nomás, no había
que alterarse tanto, era una broma nomás

perdiéndose como un niño en la multitud
como un niño blanco y sonriente buscando
la mirada negra de uno como yo que golpea
la puta madre como yo de este mundo maldito

martes, julio 07, 2009

EL BOSQUE AMARILLO

busco entre remotas inscripciones
la señal de un bosque amarillo
pero sólo encuentro hojas secas
adentro de una caja oscura

son las memorias de niñas locas
que un día hilaron al mundo
e hicieron bordados celestes
en las usinas y las catedrales

además compusieron poemas
que luego lanzaron al mar
escritura sin sentido como ola

reventando en los muelles negros
desde donde un hombre lanza
su alma atrapada en su sombra

miércoles, julio 01, 2009

TIME IS OVER

Nada he podido escribir por estos días. La verdad, otra vez el tiempo se me hace imposible. El doble oficio cubre todos los espacios, es como la materia negra, entonces uno tiene, como ahora, que sacarle un cabello a Cronos he intentar rápidamente algo que quizá no tenga ni forma ni sentido. Lo más aconsejable, tal vez, un poema surrealista a estas alturas del siglo o en la cresta del tiempo. No sé.

Ahora mismo bebo un café mañanero
el necesario para iniciar el día
hace frío
ayer llovió sobre santiago
eso es todo
ahora debo salir de aquí
lo más rápido posible
esto es una escondite de bandidos
los poetas no tienen a qué ni a quién cantar
se cayeron las catedrales los palacios
las almenas y los olivares
me acuerdo de Baudelaire
su capricho
su modernidad a ultranzas
el viejo vicioso tenía toda la razón
estamos intoxicados en alcohol y tabaco
el capricho es la escritura
de la deseperación
mi tiempo se acabó